Frase

  • " Los cines han desaparecido y han sido sustituidos por esas salas multiusos impersonales e intercambiables que carecen de alma. Vamos a ver una película como quien va a un hipermercado."

     

    Pedro Cuartango/Periódico El Mundo

créditos

Banner_izquierdo

Contador de visitas

¿Cuándo el Teatro Nacional dejó de ser la casa de la danza contemporánea? ­­

Tamaño letra:

 

 

¿Cuándo el Teatro Nacional dejó de ser la casa de la danza contemporánea? ­­

 

 

Al revisar lo que se ha bailado en el Teatro Nacional de Costa Rica, a propósito de celebrarse los 120 años de esta institución, he identificado que en la segunda década del siglo XXI , la danza contemporánea perdió su principal escenario.

 

Recordemos que desde 1917, fecha en la que se presentó Anna Pavlova en Costa Rica, se despertó el gusto por la danza, especialmente por el ballet  y con su venida, muchas divas de la época comenzaron a calendarizar presentaciones en nuestro teatro.

 

Ya en los años 40 aparecen la primeras producciones costarricenses en las que participaron jóvenes talentosas que emulan lo que muestran las grandes figuras que desfilaron por este escenario y posteriormente, serán las pioneras como Grace Lindo, Margarita Esquivel, Margarita Bertheau, Olga Franco por mencionar a unas pocas.

 

Ya para la década de los años 60, además de compañías de folclore y ballet comenzaron a venir grupos de danza moderna, especialmente de Norteamérica, que seguirán bailando hasta finalizar los años 80.

 

En el ámbito nacional, desde 1974, fecha en la que Graciela Moreno fue designada directora del Teatro Nacional la danza en Costa Rica hizo de este escenario su casa, hasta su muerte en 2003 y durante casi treinta años, todos los grupos oficiales e independientes nacionales llenaron la programación con sus obras de estreno y repertorio y de igual forma, era muy frecuente la presencia de agrupaciones de primer orden que mostraron obras de autores extranjeros.

 

Después de la muerte de Moreno sus sucesores: Samuel Rovinsky hizo el esfuerzo de traer algunos espectáculos de ballet clásico de buen nivel y mantuvo con menos frecuencia temporadas de grupos profesionales de Costa Rica. No obstante, en este período el Festival de Coreógrafos sufre cambios: se inician los premios y pierde una semana que se le otorga al espectáculo Cascanueces,  ejecutado por siete años por el Ballet Juvenil Costarricense y luego por otras academias.

 

La siguiente administración con Jody Steiger  a la cabeza idea el programa Teatro al medio día en el cual se  realizan muchas presentaciones de coreografías, pero de una duración de  no más de 50 minutos y en este espacio no se pueden hacer estrenos.

 

Posteriormente,  la dirección de Adriana Collado intenta darle a la danza un evento bien organizado, con mejor producción  y desplaza el Festival de Coreógrafos para el mes de setiembre, después de haberse celebrado por más de 25 años, en las dos primeras semana de diciembre.     

  

Para la segunda década de nuestro siglo, lo que se identifica programado en el Teatro Nacional, fuera del Festival de Coreógrafos que se mantiene en el mes de setiembre, desde hace un lustro son espectáculos de ballet clásico y flamenco, especialmente, los producidos por el Ballet Juvenil Costarricense, la compañía Danzay y la Academia de Paulina Peralta.  Y es aquí donde cabe hacer la pregunta Por qué, el Teatro Nacional dejó de ser la casa de la danza contemporánea ? Será por las tarifas de alquiler, costos de producción o ausencia de política de apoyo a la danza. Cómo es que la Orquesta Sinfónica Nacional mantiene todas sus temporadas en este teatro desde hace más de seis décadas y las compañías profesionales no.

 

Y para muestra de lo anterior, quiero señalar que para la gran celebración de los 120 años del Teatro Nacional, organizada por la administración de Fred Herrera, los costarricenses miraran una versión del Lago de los cisnes interpretado por solistas cubanos y un cuerpo de baile constituido por bailarines costarricenses.  Bien para los amantes y trabajadores del ballet, pero mal para la danza contemporánea que no fue invitada a esta fiesta.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Share
Footer.png