Frase

  • “Me despido rompiendo la pluma”

     

    Nota de Emilio Salgari al suicidarse

     

     

     

     

créditos

Banner_izquierdo

Contador de visitas

Tripudium: Creación con apoyo desde la academia. COLUMNA DE MARTA ÁVILA.

Tamaño letra:

 

 

Creación con apoyo desde la academia

 

Tripudium / Columna de Marta Ávila

 

Hace tiempo vengo señalando que en Costa Rica se ha adquirido un buen nivel en la ejecución de la danza contemporánea y que ahora se debe incluir el ballet, que ha sido dejado de lado, cosa que no sucede con la composición coreográfica. Ni siquiera con la experiencia de más de 32 ediciones de un festival de coreógrafos se ha podido subsanar esa deficiencia.

 

 

Tenemos buenos creadores, pero no todas las creaciones que veo como crítica de danza son buenas. Los coreógrafos no han gozado de un acompañamiento crítico y sistemático de su producción y, muchas veces, nos encontramos con gente que con dos obras ya se consideran coreógrafos. El arte de ordenar en el espacio con movimiento, ideas y emoción no se logra de la noche a la mañana. Algunas personas tienen mayor capacidad para componer, pero no todas han asumido la coreografía como el resultado de un estudio profundo en cada propuesta escénica presentada.

 

 

Finalmente, las instituciones responsables de formar artistas en la danza, en el posgrado de la Universidad Nacional y la Universidad de Costa Rica, han priorizado en el campo de la coreografía. Con esto, desde el 2014, he podido observar algunos trabajos de graduación con mucha mayor elaboración y mejores resultados escénicos.

 

 

Aprovecharé este espacio para comentar las propuestas del último grupo de graduandas de la Maestría en Danza de la UNA, especialmente los trabajos de Marcela Oviedo y Natalia Herra, quienes asumieron el reto de abordar temas y espacios muy ambiciosos, con buenos resultados estéticos.

 

 

Mondo es la propuesta de Marcela Oviedo en la que dirigió a estudiantes del Conservatorio de Castella: veinticinco bailarines y nueve músicos. Con ellos nos ofreció un espectáculo en el que los asistentes realizamos un recorrido por ocho lugares del edificio del Teatro Castella, nunca nos sentamos en una butaca, pero nos mostró los encantos de varios rincones como son la sala de exposiciones, los camerinos, los pasadizos, el sótano, nos paramos en el proscenio para ver a las danzantes en el foso de la orquesta, así como lo bailado en las escaleras y el balcón. En cada sitio desarrolló un tema que fue ejecutado con distintos enfoques en las cualidades de movimiento y diferentes instrumentos musicales que acompañaron a los bailarines. Con capacidad de síntesis Oviedo orquestó su puesta en escena en la que tres grupos con diferencia de tiempo vivimos los episodios que sucedían en el mismo lugar. Su propuesta de vestuario resultó más convencional que su coreografía pero mantuvo la unidad estilística en los colores y texturas de los trajes.

 

 

Por su parte Natalia Herra con Fanfarria al lado de diez intérpretes-creadores y los compositores Ernesto Gallardo y Luis Miguel Vargas abordó el tema del cambio generacional y la identidad cultural en un acto performático en el Museo de Cultura Popular de la UNA. Herra aprovechó la infraestructura de la vieja casa y desde el jardín y sus inmediaciones planteó las complejas relaciones personales de una familia promedio. Su disposición espacial nos transformó en voyeristas de diálogos bailados entre las habitaciones, llenas de olores y hasta sabores, provocando en nosotros la posibilidad de recordar a nuestros antecesores y sus tradiciones.

 

 

Ellas formaron parte de la segunda generación de estudiantes de Maestría en Danza con énfasis en Composición Coreográfica que presentaron sus propuestas en el espectáculo Enventanas y bailaron de la mexicana Martha Rosiles, IHTIC; de Daisy Servigna, Parte; de Adriana Cuellar, SoleMnes; de Sofía Solís, Si no es ninga es mandinga; y de Mariana Alfaro, Hombres en ritual.

 

De igual modo, a finales del 2016, Gloriana Retana, desde la Maestría en Artes de la UCR, presentó su trabajo de graduación, el cual comentaremos en otro momento.

 

 

Espero que con estos esfuerzos desde la academia lo que veamos en el escenario se beneficie de manera inmediata.

Share
Footer.png