Frase

  • “En River, el protagonista es un típico analógico inadaptado que lee libros y escucha discos de vinilo. Su compañero señala una vez una pared forrada de estanterías de discos de vinilo y le dice: “¿Sabes que puedes meter toda esa música en el teléfono?”; “¿Y para qué cojones iba a hacer eso?” responde River. “Para tener más espacio”. “¿Y para qué quiero más espacio?” Esto es algo que los millenials tal vez no entiendan, pero los discos y los libros no roban espacio: una de las razones por las que queríamos tener una casa era para llenarla de discos y libros. Una de las razones por las que yo quise ganar un sueldo fue para gastármelo también en discos y libros. Supongo que son anhelos incomprensibles hoy.”

     

    Sergio del Molino, en Xpgigirey

créditos

Banner_izquierdo

Contador de visitas

Tripudium: Nuevos espacios para seguir danzando. COLUMNA DE MARTA ÁVILA.

Tamaño letra:

 


 

Nuevos espacios para seguir danzando

 

Tripudium /Columna de Marta

 

Se podría afirmar que en las tres últimas temporadas de danza en Costa Rica, ha habido un descenso en las presentaciones anuales de la mayoría de los grupos estatales e independientes. Es decir, desde 2014, se han estrenado menos espectáculos en los principales teatros. Pero como los bailarines y coreógrafos no se quedan quietos, hemos comenzado a ver nuevos espacios donde se sigue bailando con el mismo entusiasmo y energía.

 

 

Entre los meses de marzo y abril, en nuestra época seca o de verano, acaba de pasar una intensa temporada de danza en Costa Rica, en la que hemos tenido cuatro eventos donde la danza ha sido la protagonista, pues se han presentado muchas coreografías en escenarios no convencionales.

 

 

El primer evento fue el certamen Solodosendanza que dio inicio en el mes de marzo, seguidamente, arrancaron los festivales La Machine e inmediatamente y, sobre poniéndose en fechas y horarios, se realizó el Festival Paréntesis en la Universidad de Costa Rica, y a inicios de abril, el IV Encuentro Internacional Artístico humanista, cada evento mantuvo su particularidad.

 

 

Solodosendanza acumula seis ediciones y desde hace tres convocatorias, ha intensificado su presencia en zonas alejadas de la capital, especialmente en escuelas públicas con el propósito de promover la danza ente un público estudiantil, fue así como: los cinco solos concursantes (de México, Panamá y Costa Rica), los maestros internacionales y miembros del jurado se desplazaron a Pérez Zeledón, Quepos, San Carlos y otras comunidades. De igual forma, llegaron a colegios del sur de San José y al campus Omar Dengo de la Universidad Nacional, donde realizaron talleres y conversatorios. Antes de dar a conocer los ganadores de los premios, en la ciudad de Barva, también promovieron presentaciones de grupos nacionales en escenarios capitalinos no convencionales.

 

 

Por su parte, el Festival de calle La Machine, que contó con un apoyo del fondo Iberescena y otras instituciones, logró traer invitados internacionales con los cuales realizó una serie de presentaciones en el área metropolitana y también programó una función en el Teatro de la Danza. Gracias a esta iniciativa vimos artistas del arte del movimiento de México, Brasil, Italia, Chile, El Salvador, Panamá entre otros.        

El Festival Paréntesis en la Universidad de Costa Rica, es una actividad que en 2018 ejecuta la segunda edición en el Campus Rodrígo Facio bajo el formato de talleres con profesores internacionales y con una surtida programación de agrupaciones nacionales. Este festival tiene un público casi cautivo ya que ubica un escenario en el parqueo de la Facultad de Educación y muchos transeúntes acuden a ver las obras programadas.

 

Finalmente, el IV Encuentro Internacional Artístico Humanista, promovido desde el Centro de Estudios Generales de la UNA, aglutinó a invitados latinoamericanos quienes llevaron sus obras, de grupos de aficionados, a diferentes centros educativos del territorio nacional y compartieron el escenario para un público estudiantil y amante de la danza.

 

 

De esta forma, vemos como los profesionales de nuestra disciplina, en diferentes generaciones, siguen desarrollando estrategias de cooperación, recurriendo a colegas para promover intercambios, permitir que su arte se mantenga vigente y los cuerpos de los danzantes no se detengan. Que luchan para que se baile en nuevos espacios y se estrechen los lazos profesionales.

 

 

Por supuesto, que para que estos procesos sigan siendo necesarios tienen que revisarse y que cada edición sea mejor a la anterior. En este sentido, a los organizadores se les recomienda mejor curaduría, a otros, no saturar las programaciones, revisar los horarios de los eventos para optimizar el rendimiento, es decir volver a ver lo actuado para seguir adelante y que no se deje de bailar.

 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Share
Footer.png